martes, 13 de septiembre de 2016

Canciones sefardies (XIII): Yo me enamoré de un aire

Hoy es martes y trece, y para conjurar a una mala suerte en la que no creo, toca publicar la entrega numero trece de esta modesta recopilación de canciones sefardíes con una que me gusta especialmente por su sencillez y melancolía. 

La historia habla de un enamoramiento engañoso provocado por el embrujo de la luna, amor que a la luz del dia se torna desengaño, aunque a mi parecer la culpa no la tenga la luna, sino esa obstinación tan humana de proyectar en el otro aquello que andamos buscando… pero eso son cosas mias.

Fue recogida documentalmente en Salónica en el siglo XX por Moshe Attias, estudioso del flolklore sefardi, pero todo hace indicar que tiene un origen anterior a la expulsion de 1492, ya que tiene un paralelismo extraordinario con otras coplas tradicionales conocidas en distintos lugares de la peninsula iberica, incluso en lengua gallega.

Y como extra un apunte literario. El autor italiano Antonio Tabucci, en su obra El tiempo envejece deprisa, incluye un cuento titulado Yo me enamore del aire, en el que esta cancion juega un papel muy importante.

Como en tantos otros casos, al tratarse de una composicion de transmision oral, la letra difiere de unas versiones a otras, y la musica también, existiendo incluso alguna flamenca.

Esta es mi favorita, con la maravillosa voz de la cantante israelí Esther Ofarim. Advierto que es extraordinariamente pegadiza. Si la escuchas dos veces, no te abandonará en todo el dia.

Que la disfruteis:

Yo me enamoré de un aire;
de un aire de una mujer.
De una mujer muy hermoza
linda de mi corazón.

Yo me enamoré de un aire;
linda de mi corazon.
Si otra vez yo me enamoro,
sea de día y con sol.

Yo me enamoré de noche,
y la luna me engañó.
Si esto sera de dia,
yo no atava amor.

Yo me enamoré de noche
linda de mi corazon.
Si otra vez yo me enamoro,
sea de día y con sol.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada