miércoles, 18 de septiembre de 2013

Sukot

Hoy al atardecer comienza para los judíos una de sus festividades principales: Sukot, la Fiesta de la alegría o también la Fiesta de los Tabernáculos, que recuerda las tribulaciones del pueblo hebreo durante su huída de la esclavitud en Egipto. Dura 7 días en Israel (del 19 al 25 de Septiembre), y uno más en la diáspora. Su nombre deriva de la sucá, tiendas o cabaña usada como vivienda en el desierto. 
Viene prescrita en la Biblia: "El día quince del mes séptimo será festividad de las cabañas para el Eterno, que durará siete días (Levítico 23:34), y  "Viviréis en cabañas esos siete días. Cada nativo de Israel habitará en cabañas, para que vuestras generaciones sepan que hice habitar a los hijos de Israel en tiendas cuando los liberé de la tierra de Egipto" (Levítico 23:42-43).
También es conocida como la fiesta de la cosecha: "Y celebrarás la festividad de las cabañas durante siete días, una vez recogido el producto de tu era y de tu lagar". 

Fourspecies
Las cuatro especies 
Todo judío practicante debe vivir en una sucá o cabañuela construida con sus propias manos durante los días que dura Sukot. Se recomienda comenzar a erigirla inmediatamente después de Iom Kipur. Para las paredes se puede utilizar cualquier material, pero el techo debe ser de origen vegetal: ramas, arbustos, etc.

Una parte importante de las celebraciones de Sukot, consiste en agitar las “Cuatro Especies” en el rezo de la mañana de cada día, excepto el Sabbat, como símbolo del Dominio de Dios sobre la creación. Éstas especies son:
  • Etrog: un fruto de cidra
  • Lulav: una rama de palmera
  • Hadás: tres ramas de mirto
  • Aravá: dos ramas de sauce

Justo después de Sucot es Sheminí Atzeret (el 26 de Septiembre), el “Octavo Día de Asamblea”, una festividad dedicada a la celebración, sin ningún rito particular, más que la obligación de estar alegre. 

En ese mismo día en Israel, o el siguiente día en la diáspora, es Simjat Torá (27 de Septiembre), que celebra la finalización y el comienzo de un nuevo ciclo anual de lectura de la Torá. Se termina la lectura del último rollo del Pentateuco, y se comienza la primera parte del Génesis. En la sinagoga, se sacan del Arca todos los rollos de Torá, y la congregación baila “siete circuitos” en medio de gran alegría y cantos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada