lunes, 2 de septiembre de 2013

Piyyut

El piyyut, o mejor en plural, los piyyutim son poemas creados para ser recitados o cantados durante los oficios litúrgicos judaicos. Según algunas fuentes surgieron en el siglo VII del calendario gregoriano, mientras que para otras habría que remontarse más atrás, al siglo III concretamente, época en la que se fijó por escrito en la Mishná la tradición oral judía.

La mayoría de los piyyutim están escritos en hebreo, aunque también los hay en arameo, y narran por lo general, los sufrimientos del pueblo judío. Tienen la peculiaridad de incluir acrósticos con el nombre del autor en algunos casos, el alfabeto hebreo o algún otro mensaje.

En la llamada Edad de Oro de la Cultura Judía en España, el periodo que media entre la conquista omeya y la almorávide, los poetas hispano-hebreos produjeron toda una serie de hermosos piyyutim, algunos de los cuales quedaron fijados en liturgia judía hasta el día de hoy.

Dunash ben Labrat por ejemplo, compuso el D'ror Yikra, al malagueño Salomon ibn Gabirol se le atribuye el Adom Olam e incluso el más célebre, el Yigdal está basado en los Trece principios de la fe del cordobés  Maimónides. Éstos dos últimos piyyutim abren y cierran los servicios de la mañana y de la noche en las sinagogas de todo el mundo.

Puesto que está próxima la festividad de Rosh Hasaná, el año nuevo judío, aquí os dejo un piyyut de la tradición sefardí de Marruecos que se canta en estas fechas, Adonay   Shamati.




Si bien debo reconocer que tengo una oreja enfrente de la otra para cuestiones musicales... ¿no suena mucho esto a... flamenco?. Dicho queda, y que me perdonen los entendidos si yerro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada